La Mostra Internacional de Pallasses i Pallassos de Xirivella cierra la 27ª edición con un balance positivo

(Xirivella, 16/11/20) La Mostra Internacional de Payasas y Payasos de Xirivella cerró este domingo su 27ª edición después de diez jornadas en las que la figura del clown y el arte de hacer reír brillaron con luz propia. Pese al aplazamiento de los espectáculos programados en espacios cerrados por la evolución de la pandemia en el municipio, el festival retomó el pulso con su programación al aire libre, gratuita y accesible para todos los públicos. Montajes que se representaron en los patios de diversos colegios del municipio y que fueron acogidos con emoción por parte de niños, mayores y familias.

La fidelidad del público con esta cita repleta del mejor humor ha sido sin duda una de las tónicas de esta edición dentro del marco de #CulturaSegura. Como señala el alcalde de Xirivella, Michel Montaner, “estamos muy satisfechos con la acogida de esta 27ª edición. El municipio ha entendido y aceptado la suspensión de los actos en el Teatro Auditorio por razones sanitarias y las funciones realizadas al aire libre han tenido una organización ejemplar, con todas las medidas de seguridad y una actitud responsable y colaborativa por parte del público”. A lo que añade que “hemos salvado la Mostra en un escenario de gran adversidad y ese debe ser, sin duda, motivo de orgullo para toda Xirivella”.

Referente del mundo del clown y continuidad asegurada

Durante estos días, el público disfrutó del ingenio de Quique Montoya, que se transformó por arte de magia en Tornillo Magic Clown, se sorprendió con los saltos mortales de los superhéroes de Crunch de la Cia. Muu o admiró el arriesgado y temerario espectáculo Fili Busters que ofrecieron Mortelo & Manzani. En la Mostra se celebraron también unas Oh Limpiadas cargadas de humor en las que La Sincro dos descubrió a dos alocadas limpiadoras dispuestas a batir récords mundiales. Tampoco faltó el divertido juego de Babo Royal, con el que la Cía. Ganso involucró al público asistente para seguirle el juego a un rey lunático que proclamó la prohibición del aburrimiento. En esta edición tan especial, los espectadores tuvieron también la oportunidad de ver en exclusiva la actuación estelar de un mito vivo, el clown norteamericano Jango Edwards, que ofreció un montaje creado ex profeso para el festival que pudimos seguir a través de streaming en riguroso directo mientras se representaba en un teatro de Barcelona.

Una programación con la que Xirivella, como asegura su concejal de Cultura Roberto Romero “ha reafirmado su compromiso con la cultura y el universo clown: “La Mostra estuvo en el aire hasta el último instante y fue una decisión valiente sacarla adelante. Agradezco públicamente la entrega incondicional del personal de la Casa de Cultura, que se ha dejado el alma por traer el humor y las risas en un año tan aciago”. Un año más, y ya van 27, la Mostra se consolida como un referente indiscutible en el mundo del clown contemporáneo y asegura así su continuidad para el próximo año.