El Peno Municipal aprueba por unanimidad una moción de apoyo al pueblo saharaui

(Xirivella, 27/11/20) Xirivella se halla unida al pueblo saharaui desde hace más de veinte años a través de diversas acciones y de asociaciones como Talha que, gracias a la Caravana o al programa de Vacaciones en Paz, han conseguido crear vínculos directos con muchos niños y niñas saharauis que han convivido entre nosotros y nosotras durante todos estos años. Es por esta razón que nos afectan directamente los hechos que se detallan a continuación.

El pasado viernes 13 de noviembre, las Fuerzas Armadas marroquíes violaron deliberadamente el acuerdo de “Alto el fuego” firmado entre las dos partes del conflicto en el Sáhara Occidental (Frente Polisario y Marruecos) al enviar fuerzas militares a través de tres rutas al este de la brecha ilegal de Guerguerat hacia los civiles saharauis que se manifestaban pacíficamente en la zona desde el 21 de octubre. El operativo, que se considera un incumplimiento flagrante del acuerdo, constituye una agresión directa contra el pueblo saharaui.

El Frente Polisario y el Gobierno saharaui responsabilizan plenamente en el Reino del Marruecos de todas las peligrosas consecuencias de este ataque sobre la seguridad y estabilidad de la región, y el futuro del Acuerdo de Paz que se ha estancado durante años a causa del incumplimiento referéndum de autodeterminación, que es el único pacto y acuerdo firmado entre las partes bajo la doble supervisión de Naciones Unidas y la Unión Africana.

El pueblo saharaui lleva sufriendo una tragedia desde el año 1975. Son múltiples y reiteradas las resoluciones de la ONU reconociendo el derecho del pueblo saharaui a decidir su futuro libremente y la necesidad de buscar una solución justa y pacífica que implico su libre ejercicio por la población del Sáhara Occidental, culminando de este modo este proceso de descolonización inacabado.

Nuestro país tiene una deuda histórica con el pueblo saharaui. No podemos olvidar la responsabilidad política, histórica y ética que tiene el Estado español en el proceso de descolonización definitivo del Sáhara Occidental.

Por lo expuesto, el Pleno adopta los siguientes acuerdos:

1. Reafirmar la solidaridad y el apoyo del Ayuntamiento de Xirivella con el pueblo saharaui, en su justa lucha por sus legítimos derechos e instar que el gobierno de España continue defendiendo ante la ONU el plan de paz para la libre determinación del pueblo saharaui.

2. Reiterar que el problema del Sáhara Occidental es un proceso de descolonización inacabado que tiene que ser solucionado conforme el Derecho Internacional.

3. Exigir el respecto a los DDHH en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y la inmediata liberación de todos los presos políticos saharauis, y conocer el destino de más de 500 civiles desaparecidos y 151 prisioneros de guerra, tal como han demandado las organizaciones de defensa de los DDHH.

Igualmente se considera imprescindible garantizar el libre acceso en los territorios ocupados para delegaciones de observadores y medios de comunicación; así como pedir al Consejo de Seguridad de la ONU y en la Comunidad Internacional que adopten las medidas necesarias para la rápida aplicación de la ampliación del mandato de la Misión de la ONU para el referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) para garantizar el respecto de los DDHH en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

4. Incrementar la ayuda alimentaria y la cooperación con la población saharaui que resiste en condiciones infrahumanas en los campamentos de refugiados saharauis para ayudar a paliar las extremas condiciones de vida de sus habitantes y cubrir las necesidades alimentarias, educativas y de alojamiento.

5. Instar la UE a cumplir la STJUE, en el sentido de exigir que ningún acuerdo comercial entre la UE y Marruecos sea aplicable en el territorio del Sáhara Occidental, puesto que, tal como señala esta resolución, el Sáhara no forma parte del Reino del Marruecos.

6. Enviar esta moción al Embajador del Marruecos a Madrid, a las autoridades saharauis, en el Gobierno español, en la UE y al Secretario General de la ONU.